Ya casi un recuerdo

Principal Arriba

 

Estaba sentado en una piedra mientras que miraba los movimientos de aquel hombre delgado y frágil. El tiempo pasó casi sin darme cuenta. Las otras personas que estaban con él y que parecían seguir sus indicaciones se detuvieron ante una voz suya que yo no entendí, hicieron una reverencia y se marcharon. En ese momento no me atreví a preguntar y me marche sigilosamente detrás de ellos.

La danza (tal me pareció en ese momento) que practicaban me dejo una sensación de serenidad que no pude describir, pero cuando esa noche me retiré a descansar, lo hice mas profunda y plácidamente, tanto que note una diferencia clara entre esa noche y las demás.

En los días que siguieron acudí a aquel lugar día tras día, pues quería volver a ver a esos hombres y su danza. Luego de varias noches llegué a aquel pequeño bosque y allí estaban, esta vez hacían lo que para mi fue un ritual de guerra, aunque algo era claro …, entre los guerreros, no había violencia alguna. No me atreví a interrumpirlos, así que esperé y cuando se detuvieron y saludaron me acerqué al hombre que los guiaba y lo interrogué. Para ese entonces, yo que era bastante tímido ya estaba suficientemente intrigado como para presentarme.

Buenas noches, dije en voz baja y me presenté.

Buenas noches, me contestó el hombre, que ya no pareció tan frágil.

Estaba aquí sentado observando lo que estaban haciendo y estoy bastante intrigado, ¿que es lo que ustedes hacen?

Es un Arte Marcial, me contestó un tanto parco para hablar, como si esta respuesta ya la hubiese dado un centenar de veces a un centenar de simples curiosos.

Ya sin poder permitir en mí, que me diesen una  respuesta tan vaga, volví a preguntar, ¿como se llama?, ¿de donde proviene?, ¿lo puede practicar cualquier persona?, ¿cree usted que yo... ?

Entonces, este hombre de quien yo no conocía ni siquiera el nombre, me interrumpió ahora con una sonrisa y me contestó: este Arte se llama T’ai Chi Ch’uan es originario de China y no, no lo puede practicar cualquier persona, pero cualquier persona puede intentarlo, inclusive tú, me respondió.

Entonces para cuando me di cuenta estaba preguntando horarios, días, y otros datos de poca importancia que preguntan las personas cuando quieren incurrir en algo nuevo y sin más, ya me estaba comprometiendo a asistir a la próxima clase. Yo que ya sabia que mi  récord de permanencia en cualquier actividad no superaba el mes o a lo sumo los dos meses…, para cuando me di cuenta pensé que ya le estaba haciendo perder el tiempo a otra persona.

Ya estaba hecho, que mas daba, cuanto mas no asistía a la clase y listo; después de todo yo era un “intelectual”, un estudiante de ingeniería, ¿para que iba a ir a esa clase ?.

A la semana siguiente me presentaba al instructor de la clase de T’ai Chi Ch’uan, en aquel  “Bosque”.

Me mostró una serie de movimientos lentos y gráciles que traté en vano de imitar. Me los volvió a mostrar y agregó algunas aclaraciones.

Recuerdo que me dijo:

- Lo primero que debes hacer es relajarte, esta práctica es sencilla, cualquiera con “un poco de voluntad” puede practicarla; es una práctica de vida -

En ese momento, debo admitir, no entendí nada sobre eso de ser una práctica de vida, en realidad no entendí casi nada de todo aquello que en intentó hacerme entender. Pero me quedé.

Hoy después de... ¡creo que ya van como… mas de veinte años! continuo tratando de perfeccionar aquello que alguna vez me dijeron sobre como hacer del T´ai Chi Ch´uan una forma de vida.

Claro, continuo practicando y ejercitando, en otros treinta, tal vez...

Por todo el tiempo dedicado en mi... gracias.

 

Shui Lung

 

Para quien, en mi corazón, hace tiempo dejó de ser mi instructor y se convirtió en mi MAESTRO

 


Escuela Taoísta Hung Lin - Dedicada a la enseñanza de las Artes Taoístas desde 1980

Sede central: Miralla 643 - Capital Federal - República Argentina - C.P.1440
TE.: 5411-4641-1267                                                         TE./Fax: 5411-4656-7228                                                          e-mail: info@bosquetaoista.com.ar
Copyright Escuela Taoísta Hung Lin (Entidad de carácter cultural sin fines de lucro).Todos los símbolos registrados.Para navegar por este sitio, se recomienda trabajar con un resolución de video de 1024 x 768 dpi