Meditación

Principal Arriba

 

La meditación

Este año la Escuela dedicará los más grandes esfuerzos en difundir las técnicas de meditación.

Pues no se puede hablar de T’ai Chi taoísta sino se habla de meditación (1) como eje central, donde radica la diferencia con la visión superficial de esta disciplina. La particularidad en nuestro arte es que la meditación e en movimiento (2). 

Desde la noción que el T’ai Chi Ch’uan es una herramienta de cambio interior, meditar puede ser al espíritu (mente, corazón, alma, etc...), lo que la relajación es al cuerpo físico: fundamentalmente, salud en pos de la armonía. Con este destino es que enseñamos a meditar con el método taoísta de los cinco portales (3).

Todo practicante puede transitar el gran camino si lo hace con sinceros propósitos y así al abrir estas puertas dar libertad al descubrimiento de su ser interior.

(1) En la Escuela Hung Lin encontramos adecuado decir que la meditación es una suerte de Empatía con el Universo. Según la tradición taoísta el Universo se mueve y el Hombre debe aprender a moverse con él. Cuando logra sincronizarse, encontrando la quietud interior, alcanza la armonía del gran movimiento.
(2)  Cuando estamos hablando de la meditación en movimiento o sea realizando una forma (Hsing Hsi, Tao Lu, etc...).Para realizar un trabajo meditativo siempre recomendamos que las formas sean dominadas suficientemente pues la mente no debe distraerse con pormenores técnicos ni reacciones físicas elementales. Por experiencia comprobada dichas formas deben ser largas en cantidad de movimientos (como mínimo las conocidas en T’ai Chi como 85, 88, 103, 108, o sus variantes) Algunos profesores con años de trabajo en la especialidad, cosa nada común en el País, aseguran que repitiendo formas cortas se consigue realizar la concentración adecuada (sumando inicialmente, por ejemplo, 45 minutos) En realidad hay que tener una gran habilidad para poder unificar sin resquicios las formas cortas, pues la mínima variación interrumpiría indefectiblemente la meditación. Además, las formas familiares, tradicionales y las antiguas esotéricas (no es seguro en las deportivas) desenvuelven un periplo, construyen una “propia historia”, cuyo diseño  incide en la meditación y que no se puede reemplazar por una suma arbitraria de  movimientos
(3) Los cinco portales que usamos para transmitir el ejercicio de la meditación son:
1.        Chi Kuan Men ( o Portal del ojo interior)
2.        LienTi Shi Men ( Portal de la sensación interna)
3.        Tai Chi So Men (Portal del latido del Ch’i)
4.        Nien Hsuan Yue Men (Portal del Juego de la Mente)
5.        Lien San Pao Men (portal de las ondulaciones del Ch’i)
Es preciso aclarar que los cinco Portales solo pueden ser enseñados personalmente pues las variables de interpretación de los fenómenos son infinitas y cualquier generalización concurriría a un desvío  muy perjudicial. Por eso no daremos manuales o guías de realización de las mismas, pero nos agradaría compartir en el futuro algunos consejos, sobre todo para los que ya tengan experiencias previas.

Percepciones sobre la virtudes del Ch’i

Chi Hu

El Ch’i posee la propiedad de generar cambios. Tiene poder transformador de los componentes internos del ser humano

 


Escuela Taoísta Hung Lin - Dedicada a la enseñanza de las Artes Taoístas desde 1980

Sede central: Miralla 643 - Capital Federal - República Argentina - C.P.1440
TE.: 5411-4641-1267                                                         TE./Fax: 5411-4656-7228                                                          e-mail: info@bosquetaoista.com.ar
Copyright Escuela Taoísta Hung Lin (Entidad de carácter cultural sin fines de lucro).Todos los símbolos registrados.Para navegar por este sitio, se recomienda trabajar con un resolución de video de 1024 x 768 dpi